Schumpeter y su camino al socialismo (3)

Esto es la conclusión de un largo proceso que elimina la función social de reyes, nobles, sacerdotes, y desbanca con su producción barata y masiva a los artesanos y sus gremios; y va más allá, pues el pequeño productor y el pequeño comerciante de la sociedad capitalista ya constituída van desapareciendo también por la dinámica de la competencia y una creciente concentración de medios y empresarial. Ello convierte la sustancia de la libertad de contratación en un ideal cada vez más lejano, a lo cual se aúna que el descrédito de la propiedad, pues las empresas se convierten en grandes sociedades mercantiles compuestas por empleados, grandes accionistas que son ahora los antiguos burgueses de clase media-alta, poseedores ahora únicamente de paquetes de acciones. Con su participación en los órganos ejecutivos no logran más que unos rendimientos procedentes del sueldo y de las gratificaciones.
Por último, de estas grandes empresas participan pequeños accionistas que las consideran como una fuente añadida de rentas y sobre cuyo pilotaje no tienen capacidad de dirección o influencia sobre sus administradores.
Así pues, desprovisto de sentido jurídico el sistema capitalista se ve cada vez más carente de sentido político, pues los pequeños empresarios y comerciantes, toda esa antaño fecunda red, al ser fagocitada por los Conglomerados mercantiles, pierden interés en el mantenimiento del ahora decaído sistema, acabando por reflejarse su desapego en las urnas. Si a esto le sumamos, según Schumpeter, el hecho de que los ciudadanos con mayor graduación y por ende con más estudios ocupan en gran número trabajos de nivel inferior o muy inferior llegando a engrosar el persistente ejército de los parados, este grupo social, caracterizado por nuestro autor como intelectuales, espoleados por su gran descontento se convierten en una corriente de resentimiento social de un sistema que les posibilita pero que prescinde a su vez de ellos.
La situación social toda muestra cada vez mayor hostilidad hacia los amos del capital hasta el punto en que, educados e influenciados por sus enemigos, la burguesía va cediendo a las consecuencias de este nuevo credo, desapareciendo a su vez las condiciones sociales que la hacían posible. El resultado no es otro que su extinción al ser integrada su función en el anonimato del automatismo.
Realizada la descripción de la demolición del sistema capitalista, Schumpeter lleva a cabo la exposición del Plan Socialista para regir los destinos económicos y con ellos la sociedad toda. Hasta el momento hemos visto un análisis de gran penetración de las condiciones socio-económicas; a partir de ahora el aspecto analítico descriptivo dará paso a un modelo de exposición de ideas muy diferente.
Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Schumpeter y su camino al socialismo. (2)

A tal efecto la organización se enfoca en la producción masiva de bienes baratos con unos precios a la baja dada la competencia entre empresas por colocar su producción; a su vez, los problemas de suministro a las masas son continuamente solucionados. El resultado es una creciente y amplia prosperidad generalizada. Ahora bien, para mantener esta dirección y que el proceso no sea víctima del estancamiento hay que renovar el apetito por nuevas necesidades en el consumidor al tiempo que los métodos de producción, las fuentes de abastecimiento, nuevas aplicaciones técnicas, el transporte y aún la misma organización industrial: las antiguas formas han de ser sustituidas por nuevas, con discontinuidades inevitables pero incesantemente, atacando inevitablemente los cimientos mismos de las empresas competidoras, forzándolas por su parte a abordar su propia renovación, su propia reinvención para poder seguir compitiendo y con ello seguir existiendo.
Schumpeter concluye que el funcionamiento de esta máquina de innovación que es el capitalismo es la opción más racional y fructífera, que colma los deseos de los más “iluminados” prometedores del bienestar en este mundo, y que no existe elección posible basada en las ideas, los gustos o la moral por parte del pueblo que se constituye en una opción alternativa viable.
Y sin embargo nuestro autor da paso a otra tesis que no deja por ello de ser racional: los logros pasados no garantizan por sí mismos que el futuro pertenezca al capitalismo. La causa de ellos radica ya en el interior del propio sistema: una serie de fenómenos internos revelan un cambio de dirección.
“El mismo progreso puede mecanizarse tan bien como la gestión de una economía estacionaria, y esta mecanización del progreso puede afectar al sistema de empresa y a la sociedad capitalista…. Así pues el progreso económico tiende a despersonalizarse y automatizarse. El trabajo de oficina y de comisión tiene de a reemplazar la acción individual….Como a causa de sus propios logros la empresa capitalista tiende a automatizar el progreso, concluimos que tiende a volverse superflua, a saltar en pedazos bajo la presión de su propio éxito.” (p.248, 250,252). Con ello, la función del empresario capitalista desaparece y por ende su clase.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Tolstoi. Ivan el imbecil

Altamente recomendable la lectura de este cuento de Tolstoi.

Ivan el Imbecil, apodado así supuestamente por su falta de inteligencia, es el tercero de cuatro hijos. El primero, con ambiciones guerreras, el segundo con ambiciones comerciales, y la cuarta, una hermana muda que parece estar al servicio enteramente de la familia.

El cuento comienza con una estructura tipica de cuento, sigue por unos derroteros que a mi me confundieron pues creia que no iba a ningun lugar definido, y una última parte modélica donde viene el verdadero mensaje de Tolstoi que hacen de este cuento uno de sus mejores si no el mejor.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Schumpeter y su camino al socialismo

Penetrante análisis el de Schumpeter en su obra “Capitalismo, Socialismo y Democracia”
Bastantes años ha emprendí su lectura pro no llegué a conclusión relevante alguna. Fue mucho después, tras leer retazos de su obra póstuma, “Historia del análisis económico”, un auténtico tocho vendido a precio de saldo por una biblioteca entre otros que no despertaron interés alguno entre sus lectores, que pude observar con grata satisfacción la competencia racional del autor checo, no encerrada en límites especializados.
En esta relectura de la citada primera obra he descubierto un panorama hasta ahora solo intuido pero con él explicitado: la destrucción de una clase en virtud de su propio desarrollo histórico. Hablo de una clase, la burguesía, y no de un sistema, el capitalista, por dos razones. La primera nos sacaría de nuestro tema, así que sólo la dejo apuntada: el capitalismo es de largo el movimiento revolucionario más fructífero, pero que no deja de ser una variante del productivismo, realidad más amplia y cuyas raíces más profundas pertenecen a una amplia concepción, aunque teórica, de lo que se conoce como “progreso”.
Con la segunda razón anticipo en buena medida el análisis que voy a realizar : el capitalismo está lejos de desaparecer de la historia; no niego que pueda subsistir, si bien minorado, incrustado en un mundo de pertenencias y lealtades mucho más fragmentadas. El burgués como raza, ideal, constituirá una excepción en un mar salpicado de islas dedicadas a la religión de la producción y sus tasas de inversión de capital. Que exista “progreso” en estas futuras islas es harto improbable sin la transmisión y difusión de ideas compartidas tal y como hoy se lleva a cabo. Eso sí, lo que seguro que no existirá será esa sociedad marcada por un Estado Socialista que aventuró Schumpeter y que según él es lo único que subsistirá en tanto que modelo económico viable.
Y es que Schumpeter escribe su ensayo hacia 1935. La implosión de los modelos socialistas bajo su propio peso (un peso que no es solo ni fundamentalmente económico) le era por fuerza desconocido.
¿Cuáles son los trazos más característicos según Schumpeter del modelo económico capitalista?. No pierde de vista que está arraigado en una civilización, pero este arraigo no será el factor decisivo, pues lo cierto es que la civilización irá a su vez arraigándose en ese modelo: los hábitos mentales capitalistas serán aplicados de forma más general alcanzando a la gestión de hospitales, el arte, el pacifismo….y, naturalmente, en la actividad comercial e industrial; unos hábitos que determinan el mismo proceso elucubrador del pensamiento humano.
Toda la actividad capitalista está enfocada a servir y crear nuevas necesidades para el conjunto de la población

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Segunda Leccion: Aristoteles. Fisica. ¿Que es una investigacion racional?. Principios de la filosofia y de la ciencia occidentales

“….en toda investigación sobre cosas que tienen principios, casusas o elementos, el saber y la ciencia resultan del conocimiento de éstos -ya que solo creemos conocer una cosa cuando conocemos sus primeras causas y sus primeros principios, e incluso sus elementos…..La via natural consiste en ir desde lo que es más claro para nosotros hacia lo que es más claro y más cognoscible por naturaleza……”

Comentario. Pista para investigar: La inducción y la experiencia como medios para conocer distintos de la deducción.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Filosofia clasica: Aristóteles. Primera Lección: Logica

“El presente tratado se propone encontrar un método que nos hará capaces de razonar deductivamente, apoyándonos sobre ideas admitidas, acerca de todos los temas que puedan presentarse, y que, cuando debamos defender una afirmación, nos hará capaces asimismo de no decir nada que le sea contrario”

Comentario: El coloquio dialéctico, en realidad, no es una libre conversación ni una discusión anárquica. El intercambio verbal está aquí aprisionado dentro de una red de convenciones y de reglas.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Filosofia clasica: Anaxágoras. Primera Lección: La Inteligencia y lo material

Las otras cosas tienen una parte de todo; pero el Nous es infinito, autónomo y no se mezcla con nada; sólo él es sí mismo y por sí mismo, pues, si no fuera por sí mismo y si estuviera mezclado con cualquier otra cosa, participaría de todas las cosas en la medida en que estuviera mezclado con una de ellas. Pues, en todo, hay una parte de todo, como hemos dicho anteriormente. Y lo que estuviera mezclado al Nous le impediría tener poder sobre cada cosa, como lo tiene ahora estando sólo por sí mismo. De todas las cosas es la más ligera y la más pura; posee todo tipo de conocimiento y la fuerza más grande…

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized